Dic 19_19 Alegraos, porque si estáis siendo atacados por satanás, quiere decir que lleváis la Señal, Mi Señal en vuestro ser.

Rosario vespertino-Mensaje ÚNICO

======================

Mensaje de Dios Padre a J. V.

======================

Primer Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: Cada molestia que tenéis en vuestra vida, os va a ir purificando, os va a ir acrisolando, no todos aceptáis las pruebas que Yo os envío para esa purificación y para ese engrandecimiento espiritual.

Hijitos Míos, en una familia, cuando tenéis vosotros a vuestros pequeñitos, y éstos van creciendo, van formando cada uno de ellos su propia personalidad, y, a pesar de que tratáis de inculcarles a todos los mismos valores, su personalidad se va desarrollando con el ambiente en el cual se mueven.

Los conocéis y, como hermanos mayores, como os he dicho que sois, siendo vuestros pequeños vuestros hermanos menores, os vais dando cuenta cómo Yo voy entrando en su corazón, o cómo definitivamente, no Me dejan entrar en su corazón.

Así Yo veo, actualmente, el corazón de cada uno de vosotros. Voy viendo esta humanidad cómo, a pesar de que en muchas formas trato de inculcaros los bienes eternos, la Sabiduría Divina que está en las Sagradas Escrituras, el ser verdaderos hijos Míos y el que seáis vosotros hermanos, como se vive en el Cielo, ni aun así, respondéis todos de la misma forma. Yo os respeto y Me duele que no respondáis todos hacia lo positivo, hacia lo bueno, hacia lo Santo. Insisto y os sigo insistiendo a lo largo de vuestra existencia, para que podáis llegar, al final de vuestra misión aquí en la Tierra, al Reino de los Cielos, pero, siempre, respetando vuestra forma de ser.

Es triste ver cómo muchas almas escogen seguir al mal. Y vosotros lo veis en vuestra familia, cómo siendo hermanos, unos se van hacia la vida espiritual y otros no buscan ese crecimiento que los va a llevar por caminos rectos, por caminos seguros, por caminos del Amor.

Me duele, Me duele todo esto, Mis pequeños, porque fuisteis creados para gozar el Reino de los Cielos, pero, como os he dicho, Yo os respeto, que cada molestia que tenéis en vuestra vida, os va a ir purificando, os va a ir acrisolando, no todos aceptáis las pruebas que Yo os envío para esa purificación y para ese engrandecimiento espiritual. Muchos, se ponen en Mi contra, porque son almas que no han crecido, son almas que no han madurado en el Amor, y creen que lo que Yo permito en su vida, es un ataque, es una maldad que sale de Mi Corazón, y esto no puede ser, Mis pequeños. Soy vuestro Padre, Soy vuestro Dios y siempre busco lo mejor para vosotros. Ahora no lo entendéis, llegará el momento en que lo entenderéis, pero, para algunos, será demasiado tarde.

Yo permití que Mi Hijo fuera, en lo humano, como uno de vosotros, que igual gozara, pero, también, sufriera lo que vosotros padecéis comúnmente. Muchos no creen en ese sufrimiento humano de Mi Hijo, pero os puedo asegurar que sí es, y sufrió mucho más que vosotros, precisamente, por Ser Dios y porque los dolores fueron dolores que vosotros, ahora, no entendéis, porque son dolores a nivel Divino y todo fue por el Bien de vosotros.

¿Creéis, que Él no pasó momentos difíciles, como los que pasáis vosotros? Mi Hija, la Siempre Virgen María, José y Mi Hijo, siendo bebé, sufrieron desde que era Pequeñito Mi Hijo, cuando se fueron a refugiar a Egipto para que no Lo mataran, y llevaron, solamente, lo más indispensable. Pobreza la tuvieron, y en un grado muy fuerte, pero Yo estaba protegiéndolos. Vosotros, también, tenéis ese tipo de pobreza, y os quejáis inmensamente, porque no os dais cuenta que son pruebas que Yo permito para que vuestra espiritualidad, cada vez, sea más fuerte.

Así como os vayáis acercando a Mi Corazón, porque vuestro corazón se va llenando más de Mi Amor, satanás reconoce a esos corazones limpios, grandes, que le pueden hacer daño, porque su ejemplo ayuda a muchos de vuestros hermanos a regresar a Mí, y entonces, los ataca más fuertemente.

Por eso, cuando atacó satanás, fuertemente, a Mi Hijo Jesucristo, porque era un Corazón lleno de un Amor Inmenso, nunca antes visto, se desconcertó satanás. Lo seguía, Lo iba checando, a ver, si realmente, era el Mesías, y se dio cuenta que sí era, y eso, causó que instigara a los fariseos, a los escribas a que Lo atacaran y Lo mataran.

Satanás siempre va a estar atacando a los corazones llenos de Mi Amor. Muchos de vosotros, que empezasteis bien, buscándoMe desde pequeños, buscando Mi Amor, buscando Mi Sabiduría Divina; que os apartasteis, de cierta forma del mundo, y escogisteis seguir la Vida de Mi Hijo Jesucristo, sentisteis el ataque directo de satanás, a tal grado, que os separasteis de toda esa Escuela Divina que os dejó Mi Hijo y preferisteis vivir del Mundo y vivir más tranquilos, según vosotros, porque, ciertamente, satanás cuando ve las almas caídas, enlodadas, ya no las ataca más, ya cumplió con haberlas destrozado y ahí las deja. En cambio, los que insistís en seguirMe, tendréis sus ataques mientras viváis en la Verdad.

Como os dije, son tiempos ahora, tiempos santos, porque vais a vivir, nuevamente, el recuerdo del Nacimiento de Mi Hijo, de vuestro Dios y Salvador. Tratad de meditar todo el Bien que habéis recibido con este Milagro de Amor que os concedí, de que viniera Mi Hijo a la Tierra para cuidaros, protegeros y llenaros de este Regalo del Cielo, que es vuestra salvación, pero pocos, muy pocos, realmente, lo meditáis.

Aceptad, pues, los que estáis Conmigo, que sois pocos, que sois el resto fiel, que ciertamente, sentiréis más ataques de satanás en estos tiempos de prueba espiritual, pero, en lugar de preocuparos, de doleros, y aun, hasta de tratar de apartaros de lo que se os ha dado, alegraos, porque si estáis siendo atacados por satanás, quiere decir que lleváis la Señal, Mi Señal en vuestro ser.

En las Sagradas Escrituras se os habla de que seréis marcados los que estáis Conmigo, y satanás os conoce, conoce vuestras obras, conoce cómo actuáis, cómo habláis de Mi Amor a vuestros hermanos, cómo tratáis de ser mejores, cómo os sacrificáis por vuestros hermanos. Todo esto lo sabe perfectamente y, ciertamente, que os tiene en la mira para tratar de evitar que vosotros sigáis actuando en el Bien.

Alegraos, porque si sois atacados por él, ciertamente, que estáis cerca de Mí y que el Cielo entero será para vosotros. Aquellos que se sienten a gusto con el Mundo, que no tienen problemas, según ellos, que no son atacados por satanás, preocupaos, preocupaos, Mis pequeños, porque después de esta vida, será sufrimiento eterno.

Gozad, pues, este otro aniversario que tendréis del Nacimiento de Mi Hijo, vuestro Salvador, agradecedMe Mis Enseñanzas, que os di a través de Él, agradecedLe a Mi Hijo Su Sufrimiento de Amor por vuestra salvación, seguid Sus Pasos, meditad Sus Palabras y llenaos de Nuestro Amor, para que con vuestro actuar en el Mundo, vayáis cambiando todo lo que satanás ha afectado y que os está destruyendo, poco a poco.

Vivid, pues, en el Amor y de esta forma, no tendréis de qué preocuparos. Gracias, Mis pequeños.